La traductora es la autora – Patricia Schaefer